TIEMPOS PASADOS: Nosotros (Septiembre 2017)

f6a83f26438553797be0113dbd30835f

En septiembre de 2017 fui invitado a participar en el Festival TransitioMX 07 de México. Me pidieron que produzca una pieza radiofónica de 30 minutos que incorpore el tema del festival, que era “¿cómo decir Nosotros? Me puse manos a la obra y, muy a mi estilo, seleccioné 6 obras musicales ecuatorianas, cada una precedida de una introducción de mi parte. 

Este fue el resultado:

ESCUCHE AQUÍ: NOSOTROS

 

¿Cómo decir nosotros?

¿Cómo decir nosotros? Para decir nosotros, debemos, primero, decir “somos”. Somos tierra, aire, fuego, agua. Somos carne y espíritu. Crecimos en los Andes y en el pacífico. Crecimos en la selva y en el páramo. Somos de lo salvaje y de lo civilizado. Somos uno y a la vez somos miles. Somos miles de diferentes expectativas. Somos lo que tus balas no alcanzaron a matar. Para decir nosotros, debemos decir, primero, “somos”. Somos el suspiro de un ayer. Somos una historia repleta de gente que quiso decir “nosotros”. Somos melancolía y la pequeña esperanza que queda luego de la decepción. Somos euforia y la quieta mirada que deja la resaca. Somos Analía, Matilde, Emilio. Somos resplandor en la mañana, en la tarde y la noche. Para decir nosotros, debemos primero decir “somos”

— “Somos” escrita por Mariela Condo y Alex Alvear, interpretada por Wañucta Tonic, de Quito, Ecuador.

———————–

¿Cómo decir nosotros? Para decir “nosotros”, primero debemos decir “nosotras”. Nosotras las que trabajamos todo el año sin tener vacaciones. Nosotras que sostenemos el espíritu de una nación. Nosotras que, por nosotras mismas, constituimos una nación. Somos la materia prima de la que está hecha lo eterno y lo fugaz. Nosotras que somos abusadas en el transporte colectivo, presas de la lascivia del macho. Nosotras que recibimos el puño del marido borracho o abstemio, cegado de ira frente a la impotencia de demasiados siglos de machos. Nosotras que somos asesinadas –varias cada día, decenas cada mes, centenas cada año– por el hecho de ser nosotras. Para decir “nosotros”, primero debemos decir “nosotras”. 

— “Algo eterno y fugaz” escrita e interpretada por Mariela Condo, de Cacha – Puruha, Ecuador.

—————————

Nosotros, auto-convocados porque así, soberanamente, lo queremos, declaramos que queremos soñar más y llorar menos. Expresamos, a la luz de los acontecimientos que son por todos conocidos, que no vamos a rendirnos hasta no poder conseguir la meta de la utopía. Que, al ser parte de todo el resto, y que todo el resto en nosotros siempre estará, reclamamos la alegría como posibilidad y el viaje como necesidad. Que cada tarde queremos ir de excursión, hacia aquel lugar donde el género, la raza y la condición social no importen en lo más mínimo. Y quedarnos allí. Ese es nuestro lugar.

— “Planctón” escrita por Stich, interpretada por Bueyes de Madera, de Quito, Ecuador.

————————–

Nosotros hemos sido removidos de la tierra donde hemos vivido. A todas partes hemos viajado con el único fin de poner fin a las mil necesidades a las que se nos ha condenado. Allá, en el norte, hemos formado una y muchas comunidades donde la palabra “nosotros” se ha dicho durante varias generaciones. A la palabra “nosotros” se le ha agregado la palabra “Pa’lante”. “Nosotros Pa’lante”. Ahora somos bisabuelos muertos y enterrados en Astoria, abuelos viviendo el otoño en College Point, padres todavía trabajando en la factoría de Westchester, hijos jóvenes, latinos y orgullosos de poder seguir diciendo “nosotros” en Spanish Harlem o Broadway, nietos vigorosos luchando por no olvidar su lengua, bisnietos aún no nacidos, que esperan en los vientres de sus madres, acaso, retornar a la tierra de sus bisabuelos y fundar otro “nosotros”.

— “Young, Latin and Proud”, escrita e interpretada por Helado Negro, estadounidense, hijo de migrantes ecuatorianos.

——————————–

Nosotros estamos enredados con el campo. Naturaleza y alma: eso somos nosotros. La naturaleza es protagonista de nuestras vidas. Y sin importan cuan cruel o benévola pueda esta ser con nosotros, nuestros destinos están, como en una inexplicable relación de amor y odio, unidos para siempre. Nuestros antepasados la tenían muy clara. Para ellos la “Pacha Mama” era un ser vivo, mutante, dador de vida. Por eso la consideraban parte de la comunidad. Cuando decían nosotros, nuestro antecedente, decían seres humanos y seres vivos, decían cielo, mar, tierra y fuego.

— Sendero del monte, escrita e interpretada por Mateo Kingman, de la región amazónica ecuatoriana.

——————————–

Para decir nosotros. Para decir que somos negros esclavos libertos que escaparon del naufragio y se internaron monteadentro para fundar la nación negra ecuatoriana. Para decir que somos lo que somos, hay que saber esta historia, nuestra historia. Para decir nosotros todo lo que hay que hacer es saber que todo está enredado, una cosa con otra, que esto es un espiral y que quizás es inútil buscar por las rendijas el discurso de la identidad. Para ser nosotros solo hace falta saber que esa es una palabra que se dice en plural.

— Aguacerito, Río Mira de Esmeraldas, Ecuador.

————————————

Este programa ha sido escrito y dirigido por Rafael Barriga. Patricio Pinos en los controles y la edición.

Imagen: Performance de Marina Abramovic.