18 DE SEPTIEMBRE: BOB DYLAN (PARTE 2)

2. Tener 71 años

Todos los presidentes demócratas de los Estados Unidos lo tuvieron en la Casa Blanca cantando. Una medalla venía acompañada de cada tocada. Dylan nunca tuvo el menor sentido político. Para él, la militancia, el rally, la filiación, carecía de valor. Hubo un momento clave, en 1964, cuando sus canciones, junto con las de Joan Baez, se convirtieron en las bandas sonoras de la de la protesta juvenil universitaria, y fueron incluso abrazadas por los movimientos civiles del Doctor King. Baez le pidió a Dylan acceder a la marcha. A combatir. Dylan se recluyó. Se abrió de toda protesta social. El cambio está, primero, en mi, parecía decir mientras asumía la guitarra eléctrica, mientras llegaba a otras ideas, a otros mundos, hablaba con Dios y volvía, desilusionado, a la tierra.

Para 1976 estaba claro que Dylan era de los pocos que permanecía, de todos aquellos sicodélicos que dejaban el clavel en el cañón de la metralla. El siguió su propia evolución, y fue el mundo el que fue cambiando junto a él, o a imagen de él. Sin más palabras que aquellas que cantaba, es decir, sin entrevistas, sin show business, sin grandes polémicas, Dylan hablaba a gritos sobre la ciudad hiperindustrial de fines del siglo veinte. Haciendo gala de su eterna duplicidad, también hablaba del campo, de ser vaquero, de vivir en un pueblo chico, y de vivir en un infierno grande. Sofisticación y primitivismo hacían de Dylan un artista perfectamente posmoderno, listo para citar y ser citado, apto para desfigurarse y volverse a construir.

Los años noventas y el cambio de siglo revelan que Bob Dylan pasó, para los ojos de toda la sociedad occidental, a ser un personaje de culto. Una leyenda que a pesar de aquello seguía trabajando todos los días. Un artista con las condiciones idóneas, para ser adorado por las democracias liberales, con la pasta para merecer oscars, grammys, y según apuestan los bookies de Londres, al nobel. Cada cosa que toca o hace es reverenciada. ¿Es eso bueno? se pregunta él mismo. La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento.

Con los años, también, Dylan fue llevando sus cualidades musicales hacia sus propios límites. Y cuando estos parecían ser definitivos, siempre hubo algo que llevó a su voz, a su técnica, a su actitud, un poco más allá. Cada nuevo disco es parecido al anterior, y a la vez, diferente. Dylan es un tipo que siempre tiene algo nuevo que decir. Y para no aburrir, Dylan recurrió siempre a sus amigos: Dylan con The Band; Dylan con los Travelling Wilburies; Dylan con George; Dylan con “The Boss”; Dylan con Mark Knopfler…

Tener 71 años, en estas condiciones, tampoco parece importar a un hombre que va a morir como vivió. Seguir tocando todos los días, en una ciudad distinta. Tomar una pausa de la “Gira interminable” para grabar otro disco. No demostrar nada, no pensar en nada en específico. Ir cambiando, modificando sutilmente, casi sin quererlo, la manera de cómo los seres humanos son.

Esta, la segunda y última parte de este especial sobre Dylan tendrá las siguientes selecciones:

Hurricane, del álbum “Desire”
Political World, del álbum “Oh Mercy”
Watered-Down Love, del álbum “Shot of Love”
Gotta Serve Somebody, del álbum “Slow Train Coming”
Not Dark Yet, del álbum “Time Out of Mind”
You Belong to me, de la banda sonora del film “Natural Born Killers”
Like a Rolling Stone, versión del álbum “MTV Unplugged”

Stevie Wonder, Blowin’ in the Wind
Richie Havens, Just Like a Woman
Caetano Veloso, Jokerman
Eric Clapton, Knockin’ on Heaven’s Door
PJ Harvey, Highway 61 Revisited

Most of the Time, del álbum “Time Out of Mind”
Subterranean Homesick Blues, del álbum “Bringing it All Back Home”
Pay in Blood, del álbum “Tempest”
Scarlet Town, del álbum “Tempest”
Roll On John, del álbum “Tempest”

Este capítulo de TAN LEJOS TAN CERCA se transmite en vivo este Martes 18 de Septiembre de 2012, de 9 a 11 am (14 a 16 GMT) por la Radio Pública de Quito, en 102,9 FM. AQUÍ se puede escuchar este programa en vivo, en diferido y todos los programas anteriores.


Escuche aquí: Bob Dylan (parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s