17 DE DICIEMBRE: PARA LOS NIÑOS (Parte 1)

DSC00363

El fin de año huele a compras, enhorabuenas y postales
con votos de renovación;
y yo que sé del otro mundo que pide vida en los portales,
me doy a hacer una canción.
S.R.D., Canción de Navidad

Hemos llegado a esa época del año, amada por unos, aborrecida por otros, indiferente para pocos. Es fin de año, se aproximan las navidades. La gente corre de un lado a otro, apurada para hacer la compra, para regalar al otro el detalle que le a su vez le comprará el ser una buena amiga, que nos confirmará como buenos hijos. Los comercios están abarrotados, y en la ciudad no hay donde poner un pie. Los campesinos llegan de sus campos para ver si, en el ánimo festivo de los otros, pueden arrancar algo, unas monedas, un plato de comida. Los niños de la ciudad contemplan sus juguetes nuevos, los recién llegados agradecen la funda de caramelos.

Nunca como en estos días las injusticias son tan visibles y notorias; nunca como ahora se ahondan tanto las diferencias. Las bambalinas de la ciudad –miles de lucecitas impregnadas en los arboles de los barrios ricos– y la necesidad de otros –todavía la mayoría– nos recuerdan con más fuerza en estos momentos cuanta falta hace un cambio de las estructuras mentales de todos.

En la mitad, mirando alucinados las lucecitas, sufriendo con fuerza la necesidad están ellos, los niños. El hipercapitalismo que sufrimos desde el “boom” petrolero nos ha metido en la cabeza que la navidad es para ellos, para agasajarlos con regalos, para mimarlos con dulces y para adorarlos con juguetes. Desprovisto de conciencia y espíritu, nada nos dice ese sistema mercantil que quizás estaría mejor pensar en las palabras solidaridad y justicia. En las palabras amor verdadero. De que a los niños hay que agasajarlos, mimarlos y adorarlos cada día, cada hora, cada minuto, y sin más que nuestras fuerzas. Que darles un juguete por navidad y al día siguiente sacar la correa para pegarles por alguna falta, como todos los demás días, es propio de salvajes. Que pensar en su futuro, en su educación, en el país que recibirán, es más importante que los regalitos propios de la época.

Estuve todo el fin de semana pensando en que quería en hacer un programa llamado “Para los niños”, y bueno, no se me ocurrieron otras palabras para introducir este programa –de hecho estos dos programas, pues tendrá dos partes– que estas. Ahora que hemos llegado a esta época del año, ahora que los niños crecen, ahora que quisiera darles algo más, van estas canciones para ellos, y también para los más grandes. Algunas hablan de la infancia, de ser niño, de crecer, de jugar. Otras no, pero seguro que revelarán un lado inocente de nosotros. Esta es la selección de esta primera parte:

Egberto Gismonti, Alegrinho Pt 1
Egberto Gismonti, Alegrinho Pt 2
Yo Yo Ma, Menino
Gonzalo Rubalcaba, Yolanda Anas
Paolo Fresu & Omar Sosa, Niños
Niño Josele, Española
Niña Pastori, Eres Luz
Omara Portuondo, Cuento para un niño
Ruben Rada, Adios a la rama
Jaime Roos, No te vayas niña mía
Tim Maia, Que Beleza
Céu, Eclipse oculto
Elis Regina, Menino das Larangas
Eliane Elias, Toda menina Baiana
Joao Gilberto, O Sapo
Ramoncito Valle, El principe enano
Christian McBride, Youthfull Bliss
Wayne Shorter, 12th Century Carol
Nelson García, Los niños de Pile

Este capítulo de TAN LEJOS TAN CERCA, el número 234, se emite en vivo desde Radio Pública de Quito, en 102,9 FM, este Lunes 17 de Diciembre de 2012, de 9 a 11 am (14 a 16 GMT), y puede ser escuchado AQUÍ, como todos los programas anteriores.

Escuche aquí: Para los niños Parte 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s