25 DE JULIO: LA HISTORIA DE LA TIMBA

Cienfuegos-salsa-dancers Yanidel

Aquel era el momento de ajustarse los pantalones para los cubanos. Era el año de 1994 y el “período especial en tiempos de paz”, como alegremente llamaron los funcionarios cubanos a la más grave crisis económica de la historia de su país, golpeaba con fuerza. Todo escaseaba. Los autos no tenían gasolina, las casas no tenían luz, y las pizzas que se solían vender en el barrio del Vedado no tenían queso. La vida se volvió lúgubre y complicada. En los hoteles se aceptaban solo extranjeros. El “Tengo” de Guillén era, ahora nos dábamos todos cuenta, sólo una utopía. Es allí donde irrumpe la “Timba”. Es en ese terreno, un campo minado de desesperación y angustia, donde la música afro-cubana se vuelve violenta, deja de lado las prominentes sutilezas que siempre la adornaron, y el sonido puro y duro y a veces cruel se convierte en lo que se escucha en la calle y lo que se baila en el famoso “Salón Rosado de la Tropical”.

La historia de la Timba es reciente, pero ha sido macerada por centurias. Primero, el nombre: hoy conocemos por Timba a un género musical netamente cubano, sucesor del montuno y del guaguancó, más agresivo, y, según sus cultores, más “contemporáneo”. Pero Timba es también, por un lado, tocar sabrosamente la música cubana, cualquiera que esta sea, y por otro es un pedazo de dulce de guayaba, cuyo nombre viene por las cajas de madera (en inglés “timber”) en las que se empacaba la delicia enconfitada. Timba es mucho, como se ve, y todo sabe bien.

Habría que citar, para exacerbar los ánimos historicistas, a José Luis Cortés, más conocido como “El Tosco”, por acuñar el término “Timba” al genero musical que interpretaba, que no era sino el son montuno cruzado con elementos del jazz y del rock, con un tempo más rápido y dinámico, y con amplios espacios para la improvisación vocal. En esa imporvisación se decían cosas duras, a veces sexistas, a veces chabacanas. Su agrupación, NG La Banda, fue, durante los años finales del siglo veinte, la más innovadora en cuanto a orquestación, y la que mejor se acoplaba a los cada vez más exigentes gustos de los melómanos cubanos, ávidos siempre de que su música tradicional mute, se desarrolle, se convierta en otras cosas.

Este programa es una historia incompleta de ese género musical. Además, está vista desde el punto de vista de este radiodifusor. Es apenas un corto recuento de las influencias y el desarrollo de la Timba. Es, tan solo, una mirada a vuelo de pájaro, de esta música difícil de tocar, difícil de bailar y, a veces, difícil de escuchar.

Issac Delgado, No me mires a los ojos
Los Van Van, Pura vestimenta
Irakere, Feliz cumpleaños
Ernestico y Pedro Calvo, Se acabó el querer
Orquesta Ritmo Oriental, Maritza
Son 14, Será porque soy candela
José Luis Cortés y NG La Banda, La bruja, camará
Manolín, el médico de la Salsa, Voy a mi
La Timba Loca, Papita, Maní, Tostón
Los Hombres Calientes, Timba Clave con Bata
Germán Velazco, Timbop
Los Aldeanos, Danay Suarez, Silvito el Libre, Check La Rima
The Spanish Harlem Orchestra, Salsa dura

Este capítulo de TAN LEJOS TAN CERCA se emite en vivo este JUEVES 25 DE JULIO, de 12:30 a 14:00 (hora de Ecuador); 17:30 a 19:00 (GMT); por Distrito FM 102.9 y en este mismo sitio web se puede escuchar en vivo, diferido, a cualquier hora después de su primera emisión, así como todos los programas anteriores. Imagen: “Dancers at Cienfuegos”, Yanidel.

Escuche aquí: La historia de la Timba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s